Un flamenco del norte en Sevilla

En 1563, desde Flandes, más concretamente Amberes, llegó a Sevilla y Cádiz entre otras ciudades un veinteañero llamado Joris Hoefnagel, con afán de dibujar las poblaciones que se iba encontrando. Su destreza hizo que la plasmación en papel de ciudades como Sevilla, Cádiz, Jerez de la Frontera…, sorprendiese a todo el que las veía.

En 1572, en Colonia (Alemania), el editor Braun y el grabador Hogenberg transformaron sus minuciosos dibujos en grabados que formaron parte del atlas geográfico mundial más importante de todos los tiempos , el CIVITATES ORBIS TERRARUM. Gracias a la labor de investigación, restauración y reedición llevada acabo por el equipo del taller de grabado de la galería de arte EL VIAJERO ALADO, hoy podemos contemplar y adquirir estas obras, grabados originales con tirada limitada, tal y como se realizaron en su día los grabados de Hoefnagel.

En el restaurante sevillano ABANTAL(una estrella Michelín), podemos ver, tanto en blanco y negro como iluminado (coloreado a mano con acuarela), tres vistas de Sevilla, dos de Cádiz, una de Jerez de la Frontera y una de Málaga, así como una gran ampliación en digital sobre aluminio (aludibon) de uno de los de Sevilla.  

Síguenos

 

Newsletter

Reciba en su mail nuestro boletín de noticias